20 de diciembre de 2015

Titanic

Quizás el barco que nos rescató estaba destinado al naufragio.
Sin querer quererlo nos embarcamos en el Titanic,
y claro... ya sabemos todos como acaba la historia.
Una bonita historia de amor,
eso es lo único que me puedo llevar de ti,
pero con un fatal desenlace elegido por ti,
porque tú esta vez eras el capitán,
y nos hundiste a todos,
a mi,
a ti,
y a los músicos del Titanic,
que estaban poniendo la banda sonora a nuestro bonito romance.


Y sí, así se puede resumir nuestro amor,
asemejándolo con algo tan grande como el Titanic,
y resumido en una película de tres horas y media.

16 de diciembre de 2015

Una noche de tus besos

Entiende que adoro dormir,
trasladarme donde me de la gana con solo cerrar los ojos.
Nueva York, Roma, Tokio, Berlín en una sola noche.
Un tour imparable y gratuito.
Pero sobre todo me encanta cuando despego en tus brazos,
después de tanto viaje no hay mejor manera de acabar en los brazos de alguien al que llamar hogar.
Lo peor de todo es cuando despierto,
por unos segundos no soy consciente de que todo era un sueño.
Después de lavarme la cara ya vuelvo a la realidad, y joder...
Cuando llegará el día en el que la realidad supere a los sueños.
Cuando dejaré la ficción a un lado,
y que la mejor acción sea yo entre tus sábanas,
después de una noche tranquila viendo una peli absurda acurrucados en el sofá.
Y sí, por ti renunciaría a mis sueños, a Nueva York y todo eso.
Y todo por una noche de tus besos.

13 de diciembre de 2015

Esencia.

¿En que nos diferenciamos, si todos podemos tener sentimientos similares? No lo se muy bien pero hay algo dentro de cada uno de nosotros que nos hace ser únicos. Personas totalmente diferentes y no por los rasgos físicos ni intelectuales. Cada persona tiene algo en su interior que lo define, que lo hace diferente a los demás. Y ese algo es la esencia.
La esencia es algo que no se enseña a cualquiera, es algo que pocas personas conocen de cada persona que conoce. Por eso si alguien te enseña su esencia te esta abriendo su alma, se está mostrando tal y como es sin miedo a nada, y eso se hace solo por una cosa. 
Amor.

Si, lo se. Puede sonar un poco empalagoso pero si alguien te enseña su esencia es porque te ama. Entonces párate a pensar y cuenta con los dedos de las manos cuantas personas te conocen realmente al cien por cien, y solo podrás contar a tus padres a tus hermanos, a algún amigo, a tu perro, y a esa persona que para ti es especial, esa persona que es capaz de sacar lo mejor de ti, que te realiza que te completa, que es parte de tu esencia. Esa persona esencial. 

No debes de enseñar tu esencia a todo el mundo (cuanto vales, de lo que eres capaz, como eres, que te define, tus debilidades, tus fortalezas, tus miedos...), solo a ti mismo y a unos pocos más. 
Créeme eres único aunque hay veces que te sientas como un charco lleno de barro al que nadie se atreve a pisar, hasta que llegan personas con katiuskas y aprender a pasárselo bien contigo, a disfrutar de tu compañía, a reducir tus debilidades. Y te darás cuenta que eres esencial para muchas personas, incluso para ti mismo.