19 de junio de 2016

Ciao bello!

Ya no te busco,
porque ya no te necesito.
No miro hacia atrás,
aunque tú estés en mi espalda.
No escucho la canción
que te describía a la perfección.
Tan siquiera te echo de menos,
se vivir sin ti
quien lo diría.
Y no es una mentira disfrazada,
y no...
no me estoy haciendo la dura.
Se vivir sin ti
porque contigo era imposible
era un dolor constante
de cabeza más que de corazón.
Y me doy la razón a mi misma
cuando dije que lo nuestro ya no iba
a ninguna parte.
Me tiré del tren en marcha
y aunque luego me salieran heridas
todo cura.
Todo marcha bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada