21 de agosto de 2016

La historia de nuestra Roma.

Te pedí que encendieras las luces,
y tú fuiste y encendiste todas las estrellas.
Te pedí que me dibujaras una sonrisa,
y tú fuiste y me hiciste feliz.
Te pedí un poco de cariño,
y tú me entregaste tu corazón en mano.
Te pedí que me dijeras cualquier cosa,
menos te quiero hasta que no llegaras a sentirlo
de verdad.
Te pedí que me hicieras olvidar el frio
y nos acurrucamos juntos en el sofá.
Te pedí que no me dieras nada
de lo que te pidiera porque contigo
ya lo tenia todo.
Y tú fuiste y me diste todo a cambio de nada.
Me dijiste te quiero sin pronunciarlo,
tú fuiste y me miraste
y nos callamos
y nos besamos
y nos quisimos hasta que fundimos el amor,
desgastamos el amor de tanto querernos,
nos lo dimos todo sin pedir nada el uno al otro,
y ahora...
no nos queda nada a ninguno.
Esta fue nuestra roma o amor al revés
un amor que termina en ruinas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada