25 de septiembre de 2016

La magia de internet.

Muchos lo utilizan para desahogarse y sentirse mejor consigo mismo criticando a los demás.
Muchos lo enriquecen creando contenido.
Muchos lo utilizan para sentirse más cerca de sus amigos familiares, o su pareja.
Otros para conseguir esta última.
Muchos para desconectar en un mundo virtual.
Y otros muchos para su día a día, porque es un órgano más de su cuerpo.
Y yo no se muy bien si todo lo que conlleva estar conectado a internet cada día nos beneficia, o simplemente nos aleja de lo que más cerca tenemos.
Además, yo me he arrepentido más de saber ciertas cosas, que de ser una ignorante, porque a veces el exceso de información sobrecarga, y es mejor estar sin cobertura.
Pero en ocasiones internet es magia, porque puedes conocer a gente que jamás te hubieras imaginado que existía, y puedes conocer sitios sin pisar tierra firme.
Magia cibernética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada