1 de septiembre de 2016

SEPTIEMBRE

Cuanto me das y cuanto me quitas, septiembre. Te transformas en un escalofrío que recorre todo mi cuerpo con solo pensarte, así que imagínate al tenerte cerca. Eres como un beso amargo al borde de una estación de tren, y no puedo alargar ese beso por muy placentero y amargo que sea, pues tengo que subirme a ese tren. Septiembre... este año me llenas más de nostalgia que de ilusión, pero aun así agrupas a las dos y las metes junto a mi en ese vagón. Septiembre este año me has tirado del nido y me has dicho que ya soy mayor para volar. Y ahora me mandas a seguir soñando a otro lugar.
Cuanto me das y cuanto me quitas, me bajas la temperatura y me sube la adicción al edredón, me llenas de emoción dando las últimas pinceladas a un verano único, un verano diferente, mi verano. 
Septiembre solo decirte que me cuestas, aunque nunca me defraudas. 
"pórtate bien".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada