20 de noviembre de 2016

Propiedad privada

Que nunca te roben las ideas
que no se apropien de lo tuyo
que compartir está muy bien
pero recuerda que sigue siendo tuyo.
Defiéndelo con uñas y dientes
lucha por tus ideas
que no basta con pensarlas
si no se hacen realidad.
Puede que estés loca
si luchas y sueñas al mismo tiempo
pero es una manera de diferenciarte
del resto de la gente que se queda mirándote.

Que nunca te roben la pasión,
la pasión por la vida,
por tu familia,
por lo que haces
por lo que más te gusta.
Y que nunca te roben la ilusión
porque sin ella ya estás muerto.

Ilusionate cada día y demuestra que puedes con todo,
no a nadie,
si no demuestratelo a ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada