30 de diciembre de 2016

Balance del año

Haciendo balance me tropiezo con un año progresivo. Veo la evolución de todo mi esfuerzo, y ahora al terminar el año puedo decir plenamente, que ha merecido la pena. Todos los días nublados que terminaban en días de lluvia cobran sentido al ver que pasado un tiempo salió el sol e iluminó el resto de días del año. 2016 ha sido un gran año. La clave en mi vida. Pues ha marcado un antes y un después. Un año de lucha, de superación. Y siempre lo recordaré como un año intenso. En el cual, llorar de felicidad también ha sido válido.  Un año se puede convertir en un pequeño periodo de nuestras vidas pero nosotros somos quienes tenemos la capacidad de hacer de un año sin más el mejor año de nuestras vidas. Y he aquí el ejemplo. Nunca te rindas. No tengo más que añadir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada