28 de febrero de 2016

Miradas que van compenetradas con sonrisas

No hay nada peor que estar perdida en la inmensidad de tus ojos, para los cuales no tengo mapa, y nadie vendrá a rescatarme de este laberinto sin salida, que atrapa y que no permite salir de el.
No es el color de tu iris lo que me tiene loca, no son tus ojos lo que me atrapan, son tus miradas de no te vallas, no dejaré que te marches, y las de te echaba de menos.
Hay miradas que van compenetradas con sonrisas, y ambas se marca una coreografía al verme llegar.
Que sin ser nada hemos parecido más novios que mucha gente que dice estar enamorada hasta las trancas, entonces no nos ha visto a nosotros que sin tener ningún lazo hemos sido mucho más que ellos.
Y no sé si algún día me llegaré a enamorar de verdad, pero lo que si se es que nunca miraré a alguien con los mismos ojos, no sé si algún día alguien me salvará de mis abismos, no sé si algún día algunos labios curaran tanto como los suyos.

26 de febrero de 2016

Yo misma

Hay días en los que te puedo decir lo maravillosa que es la vida y otros lo puta que es a veces.
Que me he cansado de ser oveja y seguir al resto del rebaño y quizás es cuando he descubierto lo libre y feliz que soy, por decir lo que pienso a cada instante.
Soy libre escupiendo palabras, y luego no me quejo de las consecuencias, y eso que más de una vez me han dicho que piense antes de hablar.
Pero yo soy como el niño pequeño que dice lo que piensa, o como el borracho a las cinco de la mañana.
Y no sabes lo a gusto que te quedas después de soltar tantas verdades que nadie se atreve a decir.
Añadir que quizás yo no sea la más revolucionaria, ni la más perfecta, pero soy yo misma, con eso a mi me vale.

24 de febrero de 2016

Sonrisas que camuflan

Por muchas historias de sonrisas que os haya contado,
todavía me queda por contar la de sonrisas que camuflan.

Esas sonrisas que camuflan la tristeza y son más fuertes cuanta más tristeza haya.
Que esconden lágrimas, 
que retienen sentimientos,
que son una coraza para alejar lo malo,
y que no lo aleja, permanece.
Lo malo de este tipo de sonrisas es que desembocan en un mar de lágrimas en el cual no encuentras la salida.
Porque se trata de un mar con un intenso oleaje y te arrastra aún más.
Lo malo de este tipo de sonrisas es que pocas personas las saben detectar,
ni la gente que más cree conocerte sabe detectarlas.
Lo bueno es que te camufla, 
pero detrás de ese camuflaje 
ahí está la tristeza irrevocable.

Lo malo de lo malo es que de este tipo de sonrisas nadie habla, pocas personas saben lo que este tipo de sonrisas significa, y padecerlas duele.


21 de febrero de 2016

Balance de una noche

Pega un trago de esto.
Ayuda a olvidar. 
(Dicen.) 
Y tocas el fondo de la botella sin encontrar la forma de alejar tus pensamientos.

Recuerdas con más intensidad el daño que te hicieron,
empiezas a echar de menos aquellos brazos,
te prometes que todo cambiará.
Brindando una vez más por todo lo que vendrá.

Pero la mañana siguiente no eres capaz de levantarte,
y no puedes luchar por lo que prometiste.
Resaca, hora de sacar recuerdos y hacer balance de la noche.
Noche de descontrol con las de siempre,
las que nunca fallan.
Las que te levantan el ánimo en la cena, entre chupitos, y esperando al taxi.

Balance terminado.
El alcohol no ayuda, solo ellas.
Las que quitan las penas ahogándolas con alegrías.
AMIGAS

13 de febrero de 2016

La fórmula de la Coca Cola

Si nos viera Neruda no sé que pensaría.
Si tuviera que escribir algo de nosotros no sabría como hacerlo.
Somos capaces de parar los relojes,
de hacernos dueño del tiempo.
Y de que este pase más deprisa.
Somos la inspiración de un poeta desesperado, los versos más tristes en cada despedida, y la canción más alegre y alocada que te puedas imaginar.
Como esos niños en un parque que juegan en torno al tobogán e imaginan que ese es su castillo.
Somos el cuadro más minimalista que te puedas encontrar, porque a veces somos un poco complicados.
Somos como la fórmula de la Coca Cola, es perfecta pero nadie sabe lo que lleva.
Y así es nuestro amor, perfecto pero nadie sabe describirlo, nadie sabe de  que está compuesta nuestra magia.

8 de febrero de 2016

Su mejor versión

Ella es ese tipo de chicas que se maquilla para verse guapa en días tristes, la que lee poesía hasta las tantas, la que escucha música hasta que se le levanta dolor de cabeza.
Ella es de ese tipo de chicas que siempre lleva la sonrisa puesta, y enamora con su felicidad contagiosa.
Ella es indescriptible, y no se como soy capaz de describirla porque ni ella sabe como es.
En ocasiones es la chica más alocada que te puedas encontrar, otras veces la persona más madura de su edad.
Pero sobre todo le gusta disfrutar de las pequeñas cosas, sus amigos, los viajes largos, y los planes inesperados, que según ella son los que más huella dejan.
Ella es única,
ella es imperfecta, pero es su mejor versión.