13 de abril de 2016

Contradicción

Hay veces que soy muy contradictoria.
Siempre me prometo que nunca más me voy a enamorar.
Y luego pasa lo que pasa,
y es que a esos ojitos no les puedo decir que no.
No puedo renunciar a una persona que me hace feliz,
y eso quizás no se le llama amor.
Pero es una realidad,
el echarte de menos cada día,
el querer saber de ti,
la necesidad de tus abrazos,
...

No lo llames amor si no quieres,
llámalo X.

10 de abril de 2016

Nunca dejes de bailar

Nunca dejes de bailar,
aunque te duelan los pies,
aunque estés molida,
o esta no sea la fiesta que esperabas vivir.
Hablo de la vida.
Disfruta de la música que suena de fondo,
bien sea alegre o la balada más triste.
Continúa bailando.
En esta vida te acompañará gente que te haga disfrutar de lo que haces, o bien te pisara bailando un vals.
Improvisa, al fin y al cabo la vida no es una coreografía que tengas que seguir al pie de la letra.
Habrá gente que quiera destrozar tu baile,
tu momento.
Pero jamás dejes de bailar.

1 de abril de 2016

Abrigo

Si conseguí superar el invierno, y el frío que este traía consigo, fue por ti.
Alegraste los días de lluvia, donde el sol no quería hacer acto de presencia, para ser testigo de dos almas unidas por un vinculo invisible.
Y también alegraste aquellas noches bajo cero, con una pizca de locura, que solo tú sabes poner.
Fuiste sincero, y a la vez mi abrigo.
Y ahora que cada vez esta más cerca el verano, que sea lo que sea.
Que pase lo que pase.
Pero yo quiero que continúes en mi camino.
Y retemos al tiempo, a la distancia y a las estaciones.
Que nos una el frío y el calor nos haga disfrutar, de lo bello que es caminar cuando alguien te acompaña en el camino.
Que yo tengo muy claro que el invierno fue menos invierno, porque tú eras mi abrigo.