29 de marzo de 2017

Kamikaze

Y te fías. Y te sale mal. Y te quejas. Y te quedas estancada en tus lamentos. Tonta. Como se te ocurre. Como se pasa por tu cabeza pensar que una persona que actúa con gran temeridad, arriesgando incluso su propia vida te va a querer. Si no le importa ni su vida, dime tú como va a apreciar la tuya. Tonta tú. Y gilipollas él. Que si, que el se lo pierde pero más pierdes tú. Pierdes el tiempo, las ganas, y la ilusión. Y todo por no saber como identificar a un kamikaze. Solo te digo que quiere que te embarques en su vuelo, y que él es el piloto. Y que el final no es el esperado. 
Todo salta por los aires. Y le importa una mierda el qué. 
Arrasa con todo. 

26 de marzo de 2017

Obsolescencia programada

El amor es esa mecha que se enciende con la esperanza de que la llama sea eterna, de que las mariposas siempre vuelen, de que todo sea de color de rosa, de que la magia perdure. Y amar es eso, pensar que no hay final y que amaremos para siempre. Y que nos dolerá tanto el lado izquierdo del pecho que si morimos de algo será de amor y ahí esta el final o la escapatoria perfecta. Pero amor, serás para siempre. Como voy a mirarte a los ojos y pensar que el amor tiene obsolescencia programada, que llegará el día en el que ya no sienta nada por ti cuando te miro y se me para el mundo, pero sin tu mirada no hay mundo que valga. Como voy a pensar que esto tiene fecha de caducidad como si lo nuestro se tratara de un yogur al que hay que consumir antes de la fecha. No quiero pensar en la obsolescencia. No quiero un fin, más allá del finito de tus ojos. Me asusta que ya no te brillen los ojos cuando tu mirada se cruza con la mía cuando al abrirlos se encuentra con los míos una mañana más. No quiero finales, aunque estos sean felices. ¿Me entiendes?

22 de marzo de 2017

La excusa perfecta

Con la excusa perfecta
en el momento más inoportuno,
en el momento que más te necesito.
Con la perfecta huida
preparada para no volver
en el momento que más te necesito.
Con la lágrima al borde
del precipicio me dejas
y no vuelves
en el momento que más te necesito.
Con más ganas de vivir
que nunca jamás
coges y abandonas la vida
cuando tú me estabas enseñando a vivir.
Con la sonrisa puesta
te vas a alumbrar los días
desde otro lugar.
Y con tu ida me vuelves
a enseñar lo que es la vida.
La parte más amarga del dulce,
la parte que no se redacta
en los finales felices,
porque aunque fuera el fin
puede que fuera el principio
de algo, no sé muy bien el qué.
Pero así me sirve de excusa
para autoconvencerme
de que tu ida era la excusa perfecta
en el momento mas inoportuno
para darme otra lección de vida.

15 de marzo de 2017

Amores cítricos

Voy a empezar a odiar los cítricos, porque todas las medias naranjas que han intentado completarme, estaban amargas. Voy a terminar de buscar mitades y voy a empezar a completarme. No necesito mitades que prometan sin reparo, para que luego no sepan cumplir con lo que establecieron. Voy a ser más egoísta para empezar a valorarme, voy a amarme. No voy a dejar que me hagan daño, al menos esta vez intentaré cumplir esta promesa que siempre me hago. Y no se de que me sorprendo, si al fin y al cabo siempre me acabo fallando como el resto de mitades. Voy a ser, la que no le importa desayunar sola, ni dormir sola, ni pasar las tardes de domingo sola, ni salir a correr sola...  porque al final la soledad no es tan mala como la pintan en las películas de amor.

12 de marzo de 2017

En el iris de tus ojos

Ven que hoy vamos a perdernos,
 vayámonos a perder el miedo
a perder la inocencia,
a perder la partida
a perder el lugar del que partimos
y vamos sin dirección
para encontrarnos.
Y ya me estoy yendo
y da igual que no me sigas
no quiero que pierdas
si tú ya te has encontrado
pero yo me voy,
voy a buscarme entre el caos
y el desastre,
fijo que allí me encuentro.
Y me fui,
omitiendo despedidas
no quería amargarte el día,
y me fui sin avisar.
Para qué te iba a hacer perder,
perder el tiempo
eso que no tiene valor monetario
pero vale más que todo el dinero del mundo.
Y no quiero que pierdas
lo que nunca vas a recuperar.
Pero no.
Tú te empeñas en malgastar el tiempo
y dices que no,
que solo lo estás perdiendo
para invertirlo en lo que más te importa
y que eso si que vale todo el dinero del mundo.
Y me atrapas en mi huida
y me abrazas el alma
y me pierdo en tu mirada
y entonces allí me encuentro.

8 de marzo de 2017

Amor empático

El amor es eso que te atrapa para acabar sintiendo lo que la otra persona siente, y te acaba matando el dolor de la otra persona. No puedes hacer nada por esa persona porque hay dolores que no tienen cura, y solo te queda caer en un continuo estado de impotencia, que hay veces que se mezcla con la desesperación. ¿Porqué a nosotros? No se sabe, solo nos toca vivir la parte menos bonita de la vida, pero podemos hacer todo lo posible por adornar la nuestra. No todo es de color de rosa, ni tan bonito como lo pintan en las películas, pero podemos hacer pequeñas cosas que tal vez cambien por un instante nuestro estado anímico. Y te agarras a eso, a las pequeñas cosas, a un abrazo, unos majases, a dar una pequeña vuelta cuando sale el sol, a mirar las estrellas, cosas. Cosas pero todas juntos. Y esas pequeñas cosas tarde o temprano se terminan convirtiendo en grandes. Y eso es lo que nos quedará.

5 de marzo de 2017

Pesadillas

La realidad paralela o la realidad soñada
levantarse y soñar despierta
o media vuelta y seguir durmiendo.
Seguir soñando o luchar por los sueños.
Soñarte o perseguirte
ilusionarme o seguir aquí pensando en ti,
y no se que hacer, si atarme
a la nada o seguir soñando pesadillas.
Y sigo soñando contigo
para que por lo menos aparezcas
en mis noches
y que por el día no haya reproches
porque aun no has aparecido.
Hay veces que apareces en mis sueños
para convertirlos en pesadillas,
y ya no se si quiero que aparezcas
porque ya no se si se quererte.
No puedo amar lo que me da miedo.
No puedo amar al monstruo
de debajo de mi cama,
porque nunca ha tenido el valor
de estar sobre ella
de hablar las cosas
de hacer promesas
aunque luego no las cumpla.
No puedes seguir apareciendo en mis sueños.
Márchate también de ellos.

1 de marzo de 2017

Carta a Migo (Rayden)

Todo comienza en abril de 1896 cuando se cierran unas puertas para abrir otras, cuando ni tú ni yo existíamos pero esa historia es la causa de nuestra caótica amalgama de la que ahora formamos parte. Y ahora puedo tirar al pozo de los deseos el meteorito que quiso acabar con nuestra vida, pero que nos pilló haciéndonos los muertos, porque fuimos capaces de desafiar la ley de la gravedad durante tres otoños seguidos para superar todas las dificultades que se iban interponiendo en nuestro camino. Y de todos los problemas que generaron controversia en nuestra vida, ahora solo estoy haciendo cuentas, en mi cabeza, para poder entender mejor a mi yo de ayer, a su vez para entender que la chispa de nuestro amor empezó de la pólvora mojada por el agua de los charcos de Finisterre, sin ninguna esperanza de que lo nuestro funcionase. Pero todos los males pasan, y ahora estamos viviendo en gerundio una historia creada con magia blanca.