12 de marzo de 2017

En el iris de tus ojos

Ven que hoy vamos a perdernos,
 vayámonos a perder el miedo
a perder la inocencia,
a perder la partida
a perder el lugar del que partimos
y vamos sin dirección
para encontrarnos.
Y ya me estoy yendo
y da igual que no me sigas
no quiero que pierdas
si tú ya te has encontrado
pero yo me voy,
voy a buscarme entre el caos
y el desastre,
fijo que allí me encuentro.
Y me fui,
omitiendo despedidas
no quería amargarte el día,
y me fui sin avisar.
Para qué te iba a hacer perder,
perder el tiempo
eso que no tiene valor monetario
pero vale más que todo el dinero del mundo.
Y no quiero que pierdas
lo que nunca vas a recuperar.
Pero no.
Tú te empeñas en malgastar el tiempo
y dices que no,
que solo lo estás perdiendo
para invertirlo en lo que más te importa
y que eso si que vale todo el dinero del mundo.
Y me atrapas en mi huida
y me abrazas el alma
y me pierdo en tu mirada
y entonces allí me encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario