10 de mayo de 2017

Quédate...

Abrir y cerrar puertas
en eso consiste la vida
en ir pasando etapa tras etapa
en ir abriendo puertas
e ir cerrando otras.

Y yo, que tenia las puertas
cerradas a cada ventrículo
de mi corazón
vas tú y te cuelas en la suite principal
de mi vida,
y dices que de ahí ya no te vas.

Pero por si acaso quiero
que cumplas condena,
y te quedes encerrado
y te quedes a vivir ahí el resto de mis días.

Pero prefiero que te quedes.
Pero... para siempre
y por voluntad propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario